La Caldereta

Las “bufandas” de los políticos del Govern

122476_CoimaEra costumbre, cuando llegaban las Navidades, que el Conseller de turno ajustaba las cuentas del presupuesto para pagar las denominadas “bufandas”. Era un reparto en metálico, por una sola vez al año, que se justificaba como gratificación por la especial dedicación al trabajo, la calidad del mismo, y el pago de servicios prestados a la Consellería y que no se podían reconocer de otra manera.

Era también la manera de graficar a los más cercanos, los del partido, los enchufados, los amigos y los pelotilleros.

Si alguien investigase, se encontraría con más sobres repartidos en Navidad, que cestas y jamones. Se repartía más turrón del bueno, que hueso de Santa Teresa. Y esa, si que sabe de eso.

Las bufandas siempre fueron un tema delicado. La gran mayoría de funcionarios no sabía ni quién ni cuanto cobraba ese que ni siquiera es funcionario. Desde que ha llegado este nuevo Govern, se han eliminado las bufandas. Bueno, no es cierto del todo, en algunos casos aun se han repartido agradecimientos, desde una nueva clase de gratificación, pero que en el fondo sigue siendo la bufanda de siempre.

Antes era del color del Arco Iris. Te acuerdas Antoni?.

También fue roja pasión, o roja sangre, como la de los hospitales.

Ahora es más… azul, como el mar azul de Cabrera.

Deixa un comentari

L'ACTUALITAT A TWITTER

Funciona con Medusa